El Salón de Actos del Centro Social acogió, ayer, el I Acto de Reconocimiento de Mayoría de Edad y de Bienvenida de los Recién Nacidos de la localidad, enmarcado dentro de las actividades que se han venido desarrollando con motivo de la conmemoración del Día de Andalucía. Un evento, presidido por el alcalde de Castillo, Cristóbal Rodríguez, y la concejala de Juventud, que tuvo una gran acogida entre los homenajeados y los familiares asistentes.
Castillo de Locubín quiso dar la bienvenida a los 17 bebés que nacieron en el año 2016 y la enhorabuena a los 34 jóvenes que alcanzaron, el pasado año, la mayoría de edad.
El alcalde analizó la situación actual acerca de la población que el municipio ha ido perdiendo en los últimos años. Concretamente, “hace 18 años, que es la edad que tenéis los jóvenes aquí presentes, el número de nacimientos fue de 34, justo el doble de los nacidos el año pasado, que fueron 17”, comentó Rodríguez Gallardo.


Asimismo, se les informó de cuáles son los próximos proyectos que se van a llevar a cabo en Castillo, haciendo especial hincapié en la Guardería Infantil y la generación de puestos de trabajos, dos temas de interés general para los asistentes, ya que “el actual equipo de gobierno se basa en la premisa de dime en qué inviertes y te diré en qué crees”, aseguró el presidente de la corporación municipal.
Al público se le invitó a participar en todos los actos y actividades organizadas, a lo largo del año, por el Ayuntamiento, así como, a que apuesten por su pueblo, al igual que lo hacen otros jóvenes que viven fuera del municipio, los cuales siguen aportando ideas y proyectos para el avance de su pueblo natal, Castillo de Locubín.
También se les animó, sobre todo, a los jóvenes, ya que son el futuro de la localidad, a que acudan al Ayuntamiento ante cualquier duda, idea o problema que les surja, ya que el actual equipo de gobierno tiene especial interés en fomentar la participación ciudadana.
En este acto, se les hizo entrega a todos los homenajeados de un diploma y una planta de cerezo -con un cartel con su nombre-, símbolo de identidad de la localidad, con la intención, por una parte, de que los padres conciencien a sus hijos desde pequeños de la importancia de la preservación del medio ambiente y, de otra parte, que los jóvenes sean responsables, haciéndose cargo de los cuidados que el cerezo necesitará; de esta manera, aprenderán labores agrícolas, que entre la juventud se están perdiendo.


“Os deseamos que este cerezo lo veáis crecer fuerte y sano, junto a todos vosotros”, señaló el alcalde.
A los padres de los bebés se les entregó el carné castillero de sus pequeñ@s y un cheque simbólico para gastarlo en cualquier comercio de Castillo de Locubín.
A los jóvenes, se les hizo entrega de un estatuto de autonomía para que conozcan cuáles son los nuevos derechos y deberes adquiridos, así como, información juvenil y un pendrive.

There are no comments yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked (*).